Potenciar el comercio exterior

Martes, julio 11 de 2017

EN UN MUNDO globalizado, donde las cadenas de producción se han fraccionado y los distintos procesos inmersos en esta se han esparcido a través de los continentes, el comercio exterior juega un rol preponderante sobre el crecimiento y la distribución de la riqueza a nivel mundial. La esencia de la globalización radica en la libertad de movimientos de bienes, servicios y factores productivos, lo cual ha implicado que los productos sean globales y que el made in haya ido perdiendo sentido. Vivimos en una era donde el cómo los países se introducen en la producción global marca la diferencia sobre el patrón de desarrollo. Es este análisis macroeconómico, el que motiva la creación de la Unidad de Facilitación de Comercio Exterior dentro del Ministerio de Hacienda, como piedra angular de una institucionalidad de largo plazo, que coordine los esfuerzos al interior del Estado y articule los esfuerzos público-privados en estas materias.

En concreto, la Unidad de Facilitación de Comercio Exterior tendrá como principales áreas de desarrollo la exportación de servicios (XSS) y el Sistema Integrado de Comercio Exterior (Sicex), materias en las cuales se busca fomentar, simplificar y agilizar la cadena de comercio exterior, tanto en bienes como en servicios. El área de exportación de servicios tiene por objetivo generar capacidades que permitan desarrollar y reforzar ventajas comparativas. A su vez, el Sistema Integrado de Comercio Exterior tiene por finalidad aumentar la competitividad de nuestras exportaciones e importaciones. De esta forma, la facilitación de comercio se aborda institucionalmente desde una mirada más amplia e integrada, sobrepasando la perspectiva clásica de agilización y simplificación, e inmiscuyéndose en la generación de capacidades y competencias que permitan generar y consolidar ventajas comparativas en esta industria.

Vea la nota completa en Nexchannel